Oteando desde Getxo

Oteando desde Getxo
El Abra, Getxo, Las Arenas

viernes, marzo 24, 2006

Nuevo negocio de cara a los aeropuertos nacionales

Ayer fuí a Madrid en vuelo de Iberia y estrené el apoteósicio nuevo terminal T4 de Barajas. Es impresionante por su tamaño, muy bien instalado todo y de su funcionamiento nada me llamó especialmente la atención, salvo que no tiene acceso al metro, que exige para alcanzarlo un paseo adicional en bus, de unos cuantos kilómetros. Ahora bien, si tienes alguna dificultad o limitación para andar piénsatelo dos veces antes de meterte en el T4, pues a pesar de las cintas transportadoras para los pasajeros, hay que andar mucho o muchísimo y si tienes prisa puede resultar agobiante.

El negocio a que me refiero es la fabricación de cinturones con hebillas de plástico, es decir con total ausencia de elementos metálicos, pues las máquinas detectoras de metal por las que pasamos los sufridos pasajeros, no paran de pitar y el amable funcionario nos va invitando paulatinamente a despojarnos de todo, teléfono, monedas, llaves, tarjetas de crédito, bolígrafos… y al final nos dice con un punto de pudor “también el cinturón, por favor” y a lo mejor tiene razón y lo que pita es esa preciosa hebilla de acero sueco de la que estamos tan orgullosos, pero no queda más remedio que realizar esa especie de striptease, un tanto embarazoso. Así que espero que los industriales y comerciantes del ramo lancen y promocionen nuevos modelos de cinturones magnéticamente discretos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si lo desea puede dejar un comentario