Oteando desde Getxo

Oteando desde Getxo
El Abra, Getxo, Las Arenas

domingo, marzo 27, 2011

Retorno seguro a puerto
Conferencia de Jaime Oliver en el RINA

A finales de Febrero pasado se celebró en Londres, en la sede del RINA (Royal Institution of Naval Architects) la conferencia internacional titulada "Diseño y operación de buques de pasaje", que con 52 participantes de 10 países, desarrolló en un total de 14 ponencias una serie de nuevas ideas y reflexiones sobre el desarrollo de la tecnología naval relativa a este tipo de buques.

Entre los trabajos presentados quiero comentar aquí el presentado por mi amigo el Doctor Ingeniero Naval Jaime Oliver con el título "Adaptación del proyecto arquitectónico a los nuevos reglamentos S.R.t.P. (Regreso seguro a puerto)", tanto por la personalidad del autor como por el interés del tema. Posiblemente la revista Ingeniería Naval publique próximamente el texto completo de esta ponencia, pero, de momento me he de limitar a indicar los aspectos básicos desarrollados en la misma.

La seguridad de los buques en la mar está regulada por el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar, "Sevimar" ("Solas" en Inglés), editado por la Organización Marítima Internacional, OMI (IMO en inglés),  que, en relación con los buques de pasajeros, recientemente ha introducido el concepto de "retorno seguro a puerto", que en siglas inglesas se denomina S.R.t.P. (Safe Return to Port). La filosofía que da origen a este concepto es que un buque es el lugar más seguro para sus ocupantes, incluso después de un accidente, salvo que la gravedad de éste sea tal que amenace con su hundimiento inminente. Esta idea se resume en la frase "un buque es su mejor bote salvavidas".

Con esta idea como base la OMI ha acordado unos requerimientos que, incorporados al convenio Sevimar/Solas, deberán cumplir los buques de pasajeros construidos después del 1 Julio de 2010, dentro de una cierta gama de tamaño y disposición general. Partes fundamentales de estos nuevos requerimientos son las definiciones de:

 1) máxima gravedad del accidente, por debajo de la cual el buque ha de poder regresar a puerto con    seguridad y un suficiente nivel de comodidad para sus ocupantes. Este límite máximo, o umbral, se define para los accidentes de inundación y de incendio.
 2 )el concepto de "área segura" para pasajeros y tripulantes
 3) servicio esenciales
 4) concepto de "retorno seguro a puerto"
 5) evacuación y abandono del buque después de un accidente


Jaime Oliver es especialista en el diseño arquitectónico de buques y en su trabajo presentado en el RINA ha estudiado aspectos referentes a los puntos 2) y 3) anteriores, que regulan las características exigidas a las áreas seguras, que se definen como las capaces de acomodar con seguridad a todas las personas a bordo protegiéndolas de los riesgos para su vida y salud y de prestarles servicios básicos de higiene, agua / alimento, locales de asistencia médica, protección de la intemperie, medios para evitar insolación e hipotermia, luz y ventilación.

En este trabajo Jaime ha presentado una forma de integrar las nuevas reglas S.R.t.P. en lo referente a los citados puntos, concretando su propuesta en un proyecto de ferry de 1.500 pasajeros y vehículos, sobre el que tiene una gran experiencia, pues en los últimos años su empresa "Oliver Design" ha realizado el proyecto arquitectónico  y la fabricación "llave en mano" de las acomodaciones de 10 ferries en esa gama de tamaño, construidos en astilleros españoles. Jaime indicó que las ideas desarrolladas para este proyecto son fácilmente extrapolables a buques similares de eslora entre 150 y 215 metros.

Este tamaño de ferry dispone sus espacios habitables en 3 zonas verticales principales, separadas por divisiones contra incendios tipo A-60, que junto con los espacios auxiliares a proa y popa, configuran la totalidad del buque.


La propuesta se basa repartir la zona central del buque en tres "torres" (T1, T2, T3) independientes interconectadas mediante troncos de escalera, puertas contraincendios y una pasarela por encima del nivel exterior. Estas torres contienen un margen de espacios, que, en caso de accidente, incorporan de un modo confortable a los otros pasajeros evacuados de la torre averiada y añaden las facilidades necesarias en locales fácilmente accesibles perfectamente integrados en la disposición para proporcionar alimentación, bebida y cuidados médicos.


En el caso de que se exceda el "umbral de accidente", esta disposición hace más fácil la evacuación con los equipos convencionales disponibles a bordo.

Este método, innovador e ingenioso, permite aplicar el reglamento S.R.t.P. "por máximos" no "por mínimos". Esto quiere decir que esta solución pretende ofrecer a los pasajeros y tripulantes en caso de accidente unos niveles de habitabilidad por encima de los niveles de mera supervivencia que exige la reglamentación. Aquí se pretende que los pasajeros, antes y después del accidente, tengan un nivel de comodidad comparable y que el accidente no signifique un trauma regresando a puerto en condiciones penosas de estricta supervivencia. Es notable que, con esta solución, aunque el accidente inutilice totalmente un tercio de los espacios habitables, todos los pasajeros podrán disponer de cama, butaca o silla, durante todo el trayecto de retorno a puerto, que a una velocidad de emergencia de 6 nudos, puede suponer pasar más de una noche a bordo, en las que muchos pasajeros tendrían que sobrevivir "tirados por el suelo".

El diseño se ha elaborado con la aquiescencia del Bureau Veritas y, en el curso de su presentación, esta conferencia mereció los elogios del Lloyd´s Register.


En su presentación J. Oliver destacó que esta solución que propone, resuelve también la exigencia reglamentaria de permitir la evacuación de todo el personal en un plazo que no exceda de 3 horas.

Son también muy interesantes las disposiciones proyectadas en esta solución para atender las exigencias de alimentación, bebida y cuidados médicos en tiempo de emergencia, mediante un inteligente reparto de locales y comunicaciones, sobre cuyo detalle no me es posible extenderme.

Creo que este trabajo de Jaime Oliver es una valiosa aportación a la tecnología del diseño naval en el campo de los buques de pasajeros y espero encuentre en la industria naval la atención que merece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si lo desea puede dejar un comentario