Oteando desde Getxo

Oteando desde Getxo
El Abra, Getxo, Las Arenas

miércoles, mayo 02, 2012


R.M.S. Titanic
Las verdaderas razones de su hundimiento
Nuevo libro de José Antonio Reyero

El día 16 de Abril de 1912 se produjo el hundimiento del trasatlántico Titanic en aguas del Atlántico Norte y este año se ha cumplido el centenario de aquel desastre marítimo. Pocos naufragios de buques, o quizá ninguno, habrán tenido mayor publicación en los medios de comunicación que la concedida a este accidente y con motivo del centenario esta atención se ha visto acentuada en todo el mundo. 


Entre nosotros, además de la normal difusión del recordatorio en diarios, revistas, radio y televisión, se ha producido una novedad importante, tanto por su significación como por su calidad. Se trata de la publicación de un libro, lo que ya es algo notable, escrito por José Antonio Reyero, al que ya conocíamos en su faceta de escritor, aparte de su dedicación profesional al mundo de la construcción naval, ya que fue directivo de la Sociedad de Clasificación de buques, Lloyd's Register of Shipping, y moviéndose alrededor de su actividad escribió en 2011 el libro "Las sociedades de Clasificación" (ver Ref.1).



También este año se ha producido otro aniversario de cierta relevancia, que es el 30 cumpleaños del inicio de la Escuela de Administración Marítima del Gobierno Vasco, que teniendo en cuenta ambos aniversarios ha tenido la excelente idea de patrocinar la edición del libro de J.A. Reyero y también la buena idea de celebrar conjuntamente ambos hitos en el Museo Marítimo Ría de Bilbao (MMRB), que, puestos a hablar de barcos, se encuentra en un espacio que fue parte del histórico y desaparecido astillero Euskalduna. El Museo preparó para esta fecha la presentación de una pequeña exposición sobre el Titanic, con material gráfico y fotográfico principalmente, con alguno interesantes planos y documentos históricos.

Este acto en el MMRB se celebró el día exacto del centenario del naufragio, 16 de Abril del 2012, y contó con una buena asistencia de personas mayormente ligadas al mundo marítimo, en todas sus facetas, que disfrutamos con las palabras de ilustres representantes de varias instituciones y con el plato fuerte pero corto, de la presentación del libro por parte de su autor. Recalco lo de corto, porque el interés del tema merecía algo más que los escasos 20 minutos concedidos al autor, que además de escribir habló bien, con un simpático énfasis en los puntos y anécdotas destacadas de la historia y final del Titanic.

Acto institucional
La mesa presidencial estaba formada por:

  • Rafael Rodríguez Valero:  Director General de la Marina Mercante
  • José Angel Corres: Presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación y del MMRB
  • Félix Asensio: Director de Puertos del Gobierno Vasco 
  • Javier López de la Calle: Director General de la Agrupación de Industrias Marítimas de Euskadi
  • José Antonio Reyero: Autor del libro

José Luis Trueba, del Foro Marítimo Vasco, hizo la presentación de los ponentes, que pronunciaron unas breves palabras, que resumo muy sucintamente como sigue, en el orden en que fueron pronunciadas:

J.A. Corres inauguró el acto, resumiendo su espíritu y fines y recomendando a los asistentes que actuemos como buenos diseminadores de la realidad del Museo, y terminó con una cálida felicitación  a José Antonio Reyero.

J. López de la Calle excusó la ausencia de su jefe, a quien representó en este acto, impedido de asistir debido a otros compromisos. Resaltó las dificultades del sector marítimo en general, insinuando algunas posibilidades de mejora y felicitándose por la publicación de este libro.

J.A. Reyero habló a continuación pero comentaré posteriormente sus palabras, ya que era el protagonista real del acto.

F. Asensio insistió en las dificultades del sector, que el consideró desde su particular óptica como Director de Puertos del Gobierno Vasco y se unió a las felicitaciones para el autor del libro.

R. Rodríguez Valero cerró el acto institucional, como representante de la Administración Central,y sus palabras tuvieron un matiz e intencionalidad más sociales que técnicas, incidiendo en el interés de la Dirección General de la Marina Mercante en mejorar la seguridad a bordo de los trabajadores del mar. Naturalmente felicitó con énfasis al autor J.A. Reyero.

El libro
La primera ó una de las primeras palabras que pronunció José Antonio Reyero fue dedicada a la portada del libro, que representa la imagen del Titanic navegando y que corresponde a una pintura de Ramón de la Rica de la Sota, recientemente fallecido y cuya viuda estaba presente en este acto y para la que pidió un aplauso a los asistentes, que lo dieron con generosidad. Cabe destacar que el MMRB ha incluido en su exposición varias obras de este mismo artista.

Continuó Reyero informando que este libro es una mezcla de crónica e investigación, es decir una mezcla de datos históricos pacientemente recolectados y una interpretación cronificada realizada a partir de los mismos. Para su labor investigadora ha consultado las actas del juicio celebrado después del naufragio, trabajo largo y prolijo propio de un periodismo de investigación. También ha recogido las manifestaciones que emitieron los protagonistas del naufragio, para lo cual ha utilizado material obtenido en las exposiciones realizadas en estos días en Gran Bretaña (ver Ref.3). Otros países también han montado exposiciones sobre el Titanic, por ejemplo en Barcelona. 

Fue curioso el esfuerzo de desmitificación que puso de manifiesto José Antonio Reyero al afirmar que el Titanic se llevó toda la fama al sufrir tan espectacular naufragio, pero no se puede olvidar que se construyeron 3 buques gemelos Olympic, Titanic y Britannic y que muchas fotos que se han publicado como del Titanic eran realmente de sus gemelos 


Recordó el autor que el Titanic no fue inspeccionado y certificado por ninguna Sociedad de Clasificación, aunque algunas de sus piezas sí lo fueron. Este punto lo recogi en mis posts (Ref.1 y Ref.2) en referencias al Titanic. Parece ser que personalismos de los responsables técnicos tuvieron mucho que ver con esta ausencia. El tema tiene su importancia, pues José Antonio Reyero señaló que uno de los talones de Aquiles del Titanic fue la mala calidad del material de acero utilizado para los remaches del forro del casco, que al ocurrir el choque con el iceberg, fueron sometidos a unos esfuerzos superiores a su resistencia real, pero no a la que hubieran tenido con un material correctamente elegido. El autor señaló con rotundidad que una Sociedad Clasificadora hubiera exigido que una muestra de remaches sufriera una prueba (ya reglamentaria en aquella época) de doblado que no hubiera sido superada obligando a cambiar el tipo de remaches. Esto solo se ha conocido recientemente una vez localizados los restos del Titanic hundido y tomadas muestras de la estructura delcasco, entre otras cosas.

Yo opino, sin embargo, que no se puede asegurar que el Titanic no se hubiera hundido si los remaches hubieran sido de buena calidad, pues el buque tenía otros talones de Aquiles y es imposible calibrar el posible comportamiento del buque y sus distintos componentes.

Como no tengo delante el libro no puedo referirme con más detalle a toda su información y la que nos transmitió José Antonio Reyero fue demasiado breve, por el escaso tiempo que le asignaron. Creo que este libro es una aportación importante a la literatura naval de nuestro país, que no anda precisamente sobrada de estos elementos culturales, por lo que creo que su autor José Antonio Reyero merece el agradecimiento de todos los que de una u otra forma formamos parte de esa familia constituída por los que andamos, o anduvimos, entre barcos.

Actuación de la coral Ondarreta
A continuación la coral Ondarreta, coro mixto y acompañamiento de piano, ejecutó una actuación que nos deleitó con media docena de obras corales, muy bien cantadas, aunque el local de audición no era precisamente el más adecuado. Empezó con la Salve Marinera, bien pero no tan "recia" como se canta en los barcos y cuarteles de marinería, y terminó con la célebre canción "Cerca de tí Señor..." que se dice se interpretó también en el Titanic cuando se iba hundiendo. Salvo omisión el repertorio de su actuación fue éste, más otras dos canciones que no recuerdo:
  • Salve Marinera
  • Herribera
  • Lacrimosa de Mozart
  • Aurtxo Txikia
  • Cerca de tí Señor

La exposición del Titanic
José Antonio Reyero, como participante también en la organización de esta exposición temporal dentro del MMRB, nos advirtió de que esta exposición era sencilla y formada básicamente por cuadros, dibujos, planos y documentos referentes al Titanic; no se plantearon incluir objetos, que sin duda, representaría una dificultad muy importante.

Aquí incluyo algunas fotos que tomé en la exposición y que no son evidentemente de mucha calidad, pero espero den una idea del contenido y carácter de la muestra.


Final
Tras el recorrido por la exposición del Titanic los organizadores nos obsequiaron con un vino-recepción, de tono austero en línea con los tiempos que corren y se cerró el acto. En resumen, una jornada muy agradable y variada en la que aprendimos, vimos cosas interesantes, oímos música evocadora y tuvimos la oportunidad de felicitar a José Antonio Reyero por su nuevo libro y agradecerle su esfuerzo para aportar información y datos relevantes sobre un tema siempre excitante, el hundimiento del Titanic, así como ver a amigos y compañeros.




Referencias

Ref.1 "Las Sociedades de Clasificación", por José Antonio Reyero. Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco, Vitoria-Gasteiz, 2010
http://desdegetxo.blogspot.com.es/2011/01/las-sociedades-de-clasificacion.html
Ref.2 "El Lloyd's Register cumple 250 años"
http://desdegetxo.blogspot.com.es/2010/09/el-lloyds-register-cumple-250-anos-el.html#more
Ref.3 TITANICa. The all new experience of all things Titanic
http://www.nmni.com/titanic


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si lo desea puede dejar un comentario