Oteando desde Getxo

Oteando desde Getxo
El Abra, Getxo, Las Arenas

sábado, agosto 01, 2009

Los ingenieros navales de 1959 celebran su 50 Aniversario

Introducción

Cuando ya han pasado, 50 años no son nada, por lo menos eso nos pareció a los 12 compañeros, 10 esposas y dos viudas que nos reunimos en Madrid el 8 de julio, en una cena que fue el primero de los actos con los que celebramos este 50 Aniversario de la terminación de nuestra carrera, allá por Mayo de 1959.

El 50 Aniversario, es decir las bodas de oro, es una fecha tradicional de recuerdo y celebración en muchos órdenes de la vida, y en el caso del Colegio de Ingenieros Navales se lleva a cabo de una forma bastante solemne, con un acto oficial en nuestra Escuela, discursos y la entrega de una medalla conmemorativa. Aprovechando este acto oficial, aunque entrañable, nuestra promoción decidió anticiparse unos días para reunirnos y recordar viejos tiempos, siguiendo una costumbre que durante bastante tiempo hemos mantenido cada año, en viajes a lo largo de la geografía de España.

El resumen de nuestros días de reunión fue el siguiente:

* 8 de julio: Cena, el restaurante Jai-Alai
* 9 julio: Misa, desayuno, proyección de videos en nuestra Escuela y comida en la Posada de la Villa
* 10 de Julio: Acto institucional en la Escuela y cena en el Club de Campo

Nosotros somos

Nuestra promoción fue de 23 compañeros, de los que sobrevivimos 15, que asistimos a éstos actos excepto tres que no lo hicieron por diversas circunstancias. Nos acompañaron nuestras esposas, excepto Pilar Hormaechea, mujer de Luis Arias, fallecida hace años, y Pilar de Lossada que no pudo asistir y también se animaron las viudas de Javier Zárate y Antonio López Tercero, Mari Carmen Larrea y Conchita Varela, respectivamente. El resumen de los asistentes a estos actos fue el siguiente:

Félix Alonso-Majagranzas y Paloma Baena Boza
Luís Arias Sánchez
Juan José Azpiroz Azpiroz y Margarita Quesada Suescun
Rafael Estevan Planas y María del Carmen Pastor Aracil
José María García Setién y Ana María Piñal Huidobro
José María de Lossada y de Aymerich
Joaquín Martínez Arribas y María Caridad del Rey Martínez
Jesús Montoya García y Nicole Divard Paye
Miguel Ángel Nistal Bedia y María H.Hernández Carro
Luís Reig de la Vega y Maruja Alemany
Luís Yáñez Rodríguez y María Rosa Calvo Amat
Jesús Zalvide Bilbao y Natalia Torrente Dopico
Concepción Varela Alos
Mª del Carmen Larrea Ornes

El libro

Hasta aquí todo parece normal para unos actos de un aniversario, pero en nuestro caso los compañeros de Madrid, Alonso, Arias y Lossada, tuvieron una feliz iniciativa, la de editar un libro que recogiera "nuestra vida" escolar y profesional desde que iniciamos los estudios para ingresar en la Escuela hasta el día de hoy. La iniciativa fue de los mencionados pero la gestión, coordinación, animación y autoría de una buena parte fue especialmente de José Mª de Lossada, a quien todos agradecemos sus innumerables horas y esfuerzos dedicados a este empeño exitoso. Los cronistas del libro fuimos casi todos, aportando cada uno crónicas, recuerdos, anécdotas, fotografías etc., hasta conseguir en un tiempo récord un libro, que aunque no muy grande, si ha resultado muy entrañable para nosotros, reflotando recuerdos y vivencias, en algunos casos tal vez olvidados, y dejando constancia no sólo de nuestras peripecias personales sino del ambiente y vida diaria de nuestra Escuela, lo que tiene un valor, aunque sea pequeño, de historia y documentación. Así lo entendió el director de la Escuela Jesús Panadero, que financió los gastos de edición del libro en una primera y reducida tirada que tendrá su continuación en otra ulterior. Su título es “BODAS DE ORO DE LA PROMOCIÓN DE 1959 - LA ESCUELA DE LOS AÑOS CINCUENTA”.

Se nos planteó la conveniencia de que el libro fuera presentado el día del acto oficial en la Escuela, y así se realizó, no sin discusión interna entre nosotros ya que ello impidió que el libro recoja precisamente los actos del 50 Aniversario. No sé si la nueva ó nuevas ediciones del libro incorporarán la crónica de este aniversario, que por cierto la ha preparado ya Miguel Nistal con su inconfundible estilo y gracejo.

Los actos de conmemoración

De una forma mucho más sucinta que lo que ha hecho Miguel, indico a continuación un resumen de nuestras celebraciones.

Miércoles 8

A las 9 cena en el restaurante Jai-Alai, en el que también nos reunimos el año 1984, en el 25 Aniversario. Hacía mucho calor pero todos los señores se presentaron muy serios con su traje y corbata, excepto el que suscribe, que rompió el protocolo presentándose en mangas de camisa. ¡Perdón por la osadía, pero ya se que en el fondo me envidiasteis!

Una buena cena, con café y copa pero sin puro, que a estas edades ya no se lleva. Finalmente nuestro Delegado de curso, Luis Arias, nos dirigió unas sentidas palabras, con especial recuerdo a las y los ausentes, celebrando nuestra renovada juventud de 50 + N años y emplazándonos a mantener la unión que ha caracterizado a esta promoción.

Jueves 9

A las 10 Misa en la vieja capilla de la Escuela, con dos celebrantes, el capellán de la Escuela y nuestro compañero José Mª Valero, cada uno con su correspondiente homilía, amplia e intelectual la primera y breve y cercana la segunda. Después de un "espléndido" desayuno (mis compañeros saben el significado de las comillas), nos recibió el Director de la Escuela y nos dirigió unas cariñosas palabras. No hay que olvidar que, en tiempos, su jefe fue Luis Arias, en Astilleros de Santander. En cualquier caso le agradecemos su acogida y su defensa subvencionadora de nuestro libro.


A continuación Luis Yañez proyectó una serie de videos retrospectivos muy interesantes y evocadores de "cualquiera tiempo pasado fue mejor...". Visita a los viejos lugares de la Escuela, que ha cambiado bastante en 50 años y despedida hasta dentro de un rato.

A las 14 horas nos encontramos de nuevo en la Posada de la Villa, antiguo restaurante del siglo XVI, donde también nos habíamos reunido en 1989, en el 30 Aniversario. La comida bien, dentro de un orden, y a los postres Miguel, nuestro poeta vocacional, nos dirigió unas palabras, de esas que le salen de dentro y nos entran hasta el fondo. Las transcribo tal cual.

"Empieza Miguel"

«« ¡Sois millonarios! o, para ser más exactos, ¡somos millonarios! Quizás no de dinero que se puede acabar, lo podemos perder o nos lo pueden quitar. Somos millonarios de amistad y cariño y eso no nos lo puede arrebatar nadie. Y no me refiero solamente a los que estamos aquí sino, también, a los que este año no han podido venir y a los que ya se fueron.

Precisamente y con referencia a estos últimos, hace unos días leía al inmortal Virgilio que en su “Semblanza de Varones Ilustres” que sin duda todos habéis leído varias veces y, concretamente, en la Égloga 87 – quisiera citar textualmente – dice:

"Antonio López Tercero,
que tras un porte altanero
ocultó un gran corazón.
Y así dicen, con razón:
Como amigo fue el primero”.

“Fernández-Ávíla, “el Curro”
fue siempre amigo leal,
y de Zárate, “el Chaval”
decidlo alto: no en susurro”

“Tenía frente amplia y plana
la boca llena de quejas
y las cejas circunflejas.
Así fue Antón Sopelana”.

“Jaime Vaca fue un señor.
Bontigui: Estuvo siempre escondido
Vizcaíno: Entre olivares perdido
Y Lloret fue un soñador”.

Ya voy acabando Sr. Presidente. Cuando hace unos días venía al encuentro de sus Señorías…. Perdón, ya me pasé de discurso. Quiero decir que cuando hace unos días venía para acá, os recordaba a todos vosotros y mi pecho estaba tan agradecido que, sin querer, pensaba en voz alta:

“Señor: Cuando hiciste el mundo ¡te salió redondo! porque pusiste en él a todos y a todas las que, de un modo u otro, componen mi promoción”.

Inmediatamente tuve la sensación de que me contestaba: “Tienes razón, aunque no en todo: Efectivamente el mundo me salió redondo y puse en él a tus compañeros y compañeras de promoción. También os puse a ti y a tu mujer. Pero no terminé la obra sino que la dejé sin acabar para que fueseis precisamente vosotros los que la dierais fin. Dejadme obrar a través vuestro. De modo que cuando reís y cuando escucháis, cuando comprendéis y cuando aceptáis, cuando sembráis paz, estáis haciendo un mundo más bonito. En cambio, cuando estáis tristes y no escucháis ni comprendéis ni aceptáis, cuando sembráis discordia, lo siento amigos, pero estáis haciendo un mundo más feo”.

Os lo aseguro: En mi vida he dicho muchas tonterías y algunas muy gordas. Pero esta no es una de ellas.

Sois todos estupendos. Brindemos por la Promoción´59.»»

"Termina Miguel"
Le aplaudimos con ganas pero sólo se oyeron los aplausos de las manos; los del corazón no se pudieron oir pero los sentimos allí dentro.

Ayer...Hoy...

Para los estudiosos de la historia comparativa adjunto una foto del grupo de "ayer y hoy", donde se aprecia cómo se mantienen algunas y cómo pierden el pelo algunos...pero no todos. ¡Canallas, donde vais vosotros con ese pelo a los no sé cuántos años ? (Si la envidia fuera tiña...).

Nos despedimos y separamos en varios grupos para pasar la tarde intentando superar el calor bastante sofocante.

Viernes 10

A las seis y media de la tarde comenzaron los actos oficiales en la Escuela T.S. de Ingenieros Navales, con una Misa en una sala habilitada, con un curioso altar, que se ve en esta foto. Al terminar todos cantamos, con mejor ó peor afinación pero cantamos, la Salve Marinera (pinchar para oirla).

Después, en el salón de actos, ¡con aire acondicionado!, se iniciaron los actos institucionales, presididos por Jesús Panadero Director de la Escuela, el Presidente de la AINE, José Esteban Pérez, el Decano del COIN Manuel Moreu, el D.G. de la Marina Mercante Felipe Martínez, y el Almirante José Manuel Sanjurjo, actuando como presentador el D. de Gestión de AINE y COIN Miguel Moreno.

Después de unas palabras de presentación y agradecimiento de José Esteban Pérez y de Felipe Martínez comenzó la entrega de los Premios y distinciones AINE 2009 que, cambiando un poco el orden programado, comenzaron por premios a la mejor industria relacionada con el sector naval, a la mejor carrera profesional, a los jóvenes más prometedores, siguieron con la imposición de insignias a los nuevos colegiados así como los diplomas a los Asociados de Honor y premios a los ganadores del I Concurso AINE de Poesía.
















Finalmente nos entregaron la medalla conmemorativa del 50 Aniversario a los colegiados de 1959, es decir nosotros, en un curioso procedimiento consistente en bajar el Presidente y el Decano al pasillo del "patio de butacas" para entregarnos una a una las medallas, en lugar del sistema tradicional y normal, de ir subiendo los interfectos al estrado para recibir la medalla y la enhorabuena de las autoridades allí concentradas. Con lo cual el acto final resultó, en mi opinión, un tanto descolorido y anárquico, por lo que, con todo respeto, sugiero a Pepeban y a Manuel que en años próximos se vuelva al método tradicional, que, por otra parte, es el que siguieron con los restantes premiados y distinguidos de la jornada.

Los discursos

Finalmente llegaron las palabras más importantes para los del '59, las del Delegado de curso Luis Arias y las del Senior del curso, Joaquín Martínez Arribas, Quinito para sus amigos y compañeros.

Luis Arias hizo un discurso precioso; a mí me gustó mucho, por lo que le pedí copia del mismo. Pero como Luis es un orador nato, sólo había preparado un guión telegráfico, que me ha enviado y a partir del cual expongo a continuación las ideas de su intervención, pero ya sé que no es lo mismo que "oirle" de viva voz.

"Empieza Luis"

Comenzó saludando a la Mesa Presidencial y expresando su agradecimiento por el homenaje y entrega de medallas. Continuó destacando una serie de hitos en nuestra historia, grande o pequeña, del año 1959, en que terminamos la carrera:

La Escuela cumple 11 años / Entra en vigor el plan de estabilización / Eisenhower visita España / Triunfa la revolución cubana de Castro / Entra en vigor el plan de estabilización / Obtiene el premio Nóbel de medicina Severo Ochoa / Toma la alternativa Curro Romero / Bahamontes gana por vez primera un español el tour de Francia / El Real Madrid consigue por cuarta vez la Copa de Europa con Di Estéfano, y el Barcelona gana la Copa / Se ordena sacerdote el actual Cardenal Don Antonio Rouco Varela.

Continuó con algunos hechos relacionados con la construcción naval:

Se pone en Cádiz la quilla al “BAHIA GADITANA” DE 32.000 t., el más grande construido hasta el momento en España / Hace pruebas de mar el “Mª DOLORES” en Matagorda / Se bota el “COMPOSTILLA” en Bazán de Ferrol / Se entrega en Sestao el “CABO SAN ROQUE” / Se bota el “ROGER DE LAURIA” en Ferrol.

Señaló a continuación algunas personas representativas en la construcción naval en el año 1959:

Don Juan Antonio Suanzes, Presidente del INI / Don Gregorio López Bravo es Director de SESTAO / Don Aureo Fernández Avila es Vicepresidente de Astilleros de Cádiz / Don Rodolfo Berga, Director en Factoría de Cádiz / Don Germán, lo es en Matagorda / Don Felipe Garre, es Director de la Escuela / Don Julio Murua, es Director de Bazán Ferrol.

Entrando ya en nuestra actualidad y circunstancias, Luis hizo una serie de referencias y comentarios, tales como

*Características generales de la Promoción en la Escuela, edición del libro de las Bodas de Oro de la Promoción, agradeciendo al Director de la Escuela por su edición, idea de crear en la Escuela una Biblioteca de Oro, con fondos provenientes de entregas por parte de antiguos alumnos de libros usados en la Escuela y que puedan quedar como referencia futura.
*Líneas generales del desarrollo profesional de la Promoción y contactos personales y reuniones periódicas.
*Comentarios a la época industrial que vivimos inicialmente. Desarrollo y evolución de la construcción naval durante los años 60. Primeras operaciones de exportación (buque CHATWOOD – C/114 de La Naval de Sestao), nuevos y grandes buques.
*Ilusión y desarrollo profesional durante estos años.
*Declive y crisis de la construcción naval, reestructuraciones, politización, fusiones, cambios de nombre, prejubilaciones, (pérdidas prematuras de grandes profesionales). Adaptación a la crisis.
*Características de la profesión, vocación, ilusión, honradez y trabajo.
*Alabanzas y características de la profesión del Ingeniero Naval. Fabricamos algo que tiene vida, nombre e historia. Años difíciles. Resumen en líneas generales de la vida y experiencia profesional. Ideas de futuro, formación técnica destacada, necesidad de eficaces y calificadas oficinas técnicas, formación humana, social y económica, ingenio y paciencia.
*Hoy la industrial naval está bajo estricta vigilancia, intervenida y ayudada. Todo el mundo opina en la construcción naval, pero en la plaza frente al toro hay menos gente de la necesaria. Hay pocos jugadores en el ruedo. Animar a ir a los astilleros. Sin embargo, hay que apuntar al futuro con ilusión y esperanza.
*Dedicatoria final a nuestras familias, esposas e hijos que nos han acompañado, sufrido y soportado en el duro ejercicio de la profesión, pero con la idea de dejar a ellos y a todos los compañeros un ejemplo de vocación y trabajo y honradez de lo que siempre se sentirán orgullosos. Es nuestra herencia.

Luis terminó su densa y sincera intervención con un agradecimiento final a cuantos se sientan protagonistas o participantes en cualquier medida en la aventura de la ingeniería y construcción naval.

"Termina Luis"

Y por fin le llegó su turno a Joaquín Martínez Arribas, el Senior de la promoción, tan conocido y reconocido en nuestra "familia" de navales, que Miguel Moreno le convocó a su intervención llamándole por su diminutivo familiar, Quinito. Esas fueron sus palabras. No fue un discurso propiamente sino un poema, breve pero con corazón:

"Empieza Quinito"

Promoción de Ingenieros Navales 1959

Hoy que la Promoción vuelve a encontrarse,
tenemos que virar en redondo hacia el pasado para traeros el inolvidable recuerdo del ayer.
Son muchas las hojas arrancadas al calendario.
Son veintitrés hojas verdes de esperanza y primavera aferrándose,
con fuerza, a las ramas del árbol de la vida.
Hojas, hoy, doradas de nostalgias marchitadas, pero perennes,
que vuelan con el viento, para, después ser pisadas por el hombre.
Hoy damos gracias a Dios por habernos conocido.
Cerramos los ojos para volver a ver aquellos años jóvenes que se fueron y que nosotros traemos aquí, henchidos de alegría y esperanza.
Primero, los duros años para conseguir el anhelado Ingreso en la Escuela de Navales.
Después, los cinco hermosos y sólidos años de la Escuela, que dieron
forma a nuestra Promoción, dejando la indeleble huella del compañerismo y de la amistad.
Y una hermosa rosa de los vientos, en espera impaciente, - cual una
ruleta de la vida - de veintitrés bolas saltarinas, buscando cada una
donde posarse y, cosa curiosa, todas tienen premio, el premio del trabajo, que todos deseamos para esta nueva Promoción del 2009.
Y la distancia no pudo con nosotros, tras titubeos de los primeros catorce años de la Profesión. Fueron, sin duda, los años de los matrimonios, de los primeros hijos y de los primeros traslados.
Y llegó el año quince, aunque sólo, fueron trece los reunidos que dan fe en la “foto de la Escalera” y para no ser supersticiosos, rompimos el numerito con nuestras mujeres.
Y ya no paramos hasta hoy, recuperando, con creces, aquellos primeros cinco años y los otros siguientes diez años.

Y llega la hora de la verdad, de este 2009. Veinticinco años de Plata, para unos. Cincuenta años de Oro, para otros. Los años, que DIOS quiera depararnos, siempre nos unirán en el recuerdo.

"Termina Quinito"

Vamos acabando

Naturalmente Luis y Quinito fueron premiados con grandes aplausos y se terminó la sesión . Sin embargo, antes de salir del edificio de la Escuela, la promoción (salvo dos que se despistaron y no salieron en la foto) se hizo una foto con el director de la Escuela, en la sala del claustro de profesores, que en nuestros tiempos de estudiantes era una especie de Sancta Santorum, que los pobres alumnos solo conocíamos de oídas, gracias a que Luis Arias nos contaba algo, que si no...

El último acto de la jornada, menos sentido pero también agradable, fué una cena, invitados por la AINE en el Club de Campo.
















Nos sirvieron un buen menú y fué amenizada al final por una Tuna Universitaria y hasta por un baile, donde por cierto no vi a ninguno de los del '59. ¿Será que ya no nos acordamos cómo se baila o que no sabemos cómo se baila hoy? Espero que sea esto último.

Termino esta nota que, inevitablemente, ha resultado un poco larga. Es que son muchas cosas vividas en poco tiempo, pero creo que a mis compañeros(as) no les aburrirá en exceso.

Los que tengaís interés en ver todas las fotos que tomé estos días, las encontrareís pinchando aquí.

Que sigamos celebrando nuevos encuentros.

3 comentarios:

  1. Quiero expresarles mis mas sinceras felicitaciones y orgullo porque apesar de la distancia aun conservan tradiciones de todo marino, muchas felicidades, Respetuosamente Cap. Corb. Jorge E. Reyes Mendez de la Armada de México

    ResponderEliminar
  2. COMENTARIO :
    AÑO 1959
    DON RODOLFO BERGA: DIRECTOR DE LA FACTORIA DE CADIZ ES REALMENTE :
    DON ROBERTO BERGA ....QUE ADEMAS EN ESE MOMENTO ERA VICEPRESIDENTE DE ASTILLEROS DE CADIZ .
    SALUDOS ALFONSO VALMASEDA BERGA
    (Hijo de maria rosa berga madrina de la promocion de 1967) .
    GUSTA VER UN RESUMEN TAN REDUCIDO E INTERESANTE DE LA VIDA NAVAL DE HACE 50 AÑOS( ES UNA PENA QUE LAS NUEVAS GENERACIONES DE INGENIEROS NAVALES NO TENGAMOS ESE CONOCIMIENTO HISTORICO DE LA EPOCA DORADA Y LUEGO DECLIVE DE LA INGENIERIA NAVAL EN ESPAÑA Y SOLO LO INTUIMOS A TRAVES DE PEQUEÑAS HISTORIAS EN LA REVISTA INGENIERIA NAVAL) .

    ResponderEliminar
  3. Y Don Aureo Fernández Avila ERA PRESIDENTE DE ASTILLEROS DE CADIZ .
    ( CREO NO EQUIVOCARME EN ESTOS ULTIMOS COMENTARIOS).AUNQUE LUEGO SE PRODUJO LA FUSION DE ASTILLEROS CREANDOSE ASTILLEROS ESPAÑOLES .
    DE TODOS MODOS HAY UNA PAGINA SOBRE ASTILLEROS DE CADIZ MUY EXTENSA :
    http://astilleroscadiz.buques.org

    ResponderEliminar

Si lo desea puede dejar un comentario