Oteando desde Getxo

Oteando desde Getxo
El Abra, Getxo, Las Arenas

domingo, diciembre 18, 2011

Chorro, morro, pico, tayo, que...

Si algún lector joven llega a ver esta entrada del blog, seguro que su título no le dirá nada (Chorro, morro, pico, tayo, que), pero si es un varón con unas buenas decenas de años encima es casi seguro que estas mágicas palabras le retrotraerán a su infancia, pues es casi seguro que entonces jugaba con entusiasmo al juego que tenía ese nombre y que muy gráficamente se refleja en la foto siguiente.

En aquella época no había máquinas de fotos, a nivel de usuario de a pie, y no recuerdo haber visto nunca antes una foto de este juego "en activo", por lo que me ha impactado no poco en el fondo de mi saco de recuerdos la foto que adjunto, que he recibido de mi amigo Juan Alberto, dentro de una colección en Power Point, titulada "Para los que hemos nacido antes de 1975". Como yo superé ampliamente (hacia atrás, claro) esa fecha, dudo un poco de que la gente cercana o posterior a 1975 tengan esa experiencia lúdica, que yo recuerdo como muy satisfactoria de mi lejana niñez.

Para los que no conocieron, o se olvidaron de, ese juego les informo que los chavales jugadores se repartían por sorteo en dos grupos: el de los "sufridores" se colocaban en una línea, agachados, y los "saltadores" venían corriendo y saltaban lo más posible encima, hasta que todos quedaban colocados. Entonces el primer saltador exhibía un dedo de la mano (nombrado como chorro, morro...etc) y el primer sufridor tenía que adivinarlo, haciendo de juez el chico que estaba de pie aguantando la cabeza del primero. Si no acertaba se repetían los saltos y si acertaba se cambiaban los papeles.

Pues sí, éramos un poco brutos, pero no nos lo parecía y hoy lo vemos como algo estupendo ("cualquiera tiempo pasado...")

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si lo desea puede dejar un comentario